¿Qué se entiende por detención?

Detención según el Derecho penal
Una buena respuesta para la pregunta del enunciado sería decir que por detención se entienden todas aquellas actuaciones tendentes a privar a una persona de libertad. O, dicho de otro modo, de la privación temporal a una persona de la libertad de deambular por donde quiera.
Pero, ¿y si no se practica exactamente como dice la ley? En ese caso se podría incurrir en un supuesto de detención ilegal.

Dicho esto, ¿en qué casos procede la detención de una persona? Antes de nada, ha de tener claro que la libertad es un derecho fundamental recogido en nuestra Constitución, y del cual nadie puede ser privado salvo en los supuestos y en la forma que dispongan nuestras leyes.
Llegados a este punto, desde Abogados Madrid hablamos de dos tipos de detenciones: la detención como medida cautelar, y la detención como medida ejecutiva.

¿Cuándo hablamos de detención como medida cautelar? Cuando la detención tiene lugar bien sin haberse incoado todavía el proceso penal, o durante la tramitación del mismo. Este tipo de detenciones se producirán en los siguientes casos:

• Cuando alguien intente cometer un delito o sea sorprendido en el momento de la comisión.
• Cuando una persona se fugue estando detenida o en prisión provisional.
• Cuando una persona procesada se encuentre en rebeldía. Pero, ¿qué significa estar en rebeldía? Estar obligado a comparecer y no hacerlo.
• Cuando una persona esté imputada, (es decir, esté siendo investigada) por un delito que tenga prevista una pena superior a tres años de prisión.
• Cuando una persona esté imputada, (es decir, esté siendo investigada) por un delito que tenga prevista una pena de prisión de 6 meses a 3 años, si por sus antecedentes o por las circunstancias del hecho, se prevé que no comparecerá cuando sea llamada por la Autoridad judicial.

¿Cuándo hablamos de detención como medida ejecutiva? Cuando la detención tiene por objeto imponer la realización de una ejecución actual, al contrario de lo que sucedía en el supuesto anterior, en el que su objetivo era el de garantizar una ejecución futura. Este tipo de detenciones se producirán en los siguientes casos:

• Cuando una persona condenada quebrante una pena privativa de libertad, fugándose de la cárcel.
• Cuando una persona condenada se fugue mientras es conducido a la cárcel.
• Cando una persona condena se encuentre en rebeldía, es decir, cuando estando obligada a comparecer no lo haga.

Por último, es nuestra obligación como abogados informarle de ciertos supuestos especiales en relación a las detenciones. ¿Cuándo se producirán?

• Cuando una persona haya sido condenada por un delito leve. En ese caso, no será posible la detención, salvo que no se conociese el domicilio de la persona autora. Tampoco, si la persona autora incumple la obligación de abonar la fianza en aquellos casos en los que le haya sido impuesta.
• Cuando se produzca una incomparecencia. El órgano jurisdiccional podrá acordar la detención de la persona autora si citada ésta, no comparece ni alega justa causa que legitime su incomparecencia.
• Cuando la persona que deba ser detenida se trate de una persona aforada. En estos casos solo se aplica la detención en aquellos supuestos de flagrante delito.
Copyright © Abogados Penalistas en Madrid | López García & Fontán | 686 17 47 03 | Abogado Barcelona