Proporcionalidad y cooperaciones reforzadas

Proporcionalidad y cooperaciones reforzadas
El principio de proporcionalidad, se aplica en cualquier ámbito de competencias de la Unión y una vez decidida la acción por la Unión para limitar su contenido y su forma, exigiendo que no supere lo que es estrictamente necesario para alcanzar el objetivo perseguido previsto en los Tratados constitutivos.

Todas las instituciones están obligadas al respeto de ambos principios con el Protocolo nº2 pero sobre todo las instituciones implicadas en el proceso de elaboración del Dcho Derivado, La Comisión, que habrá de realizar consultas a fin de asegurarse de que la intervención legislativa de la unión respeta dichos principios.

En cuanto al control jurisdiccional, el TJUE es competente para pronunciarse sobre la anulación de un acto legislativo que viola el principio de subsidiariedad, ampliado no obstante la legitimación activa a los Parlamentos nacionales o sus Cámaras.

Por último, la aplicación de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad será además objeto de seguimiento específico por parte de la Comisión, que viene obligada a presentar un informe anual al respecto al Consejo Europeo, el PE, el Consejo y los Parlamentos nacionales.

COOPERACIONES REFORZADAS

Las sucesivas ampliaciones de la UE trajeron consigo una mayor diversificación de las percepciones de los Estados miembros acerca del ritmo del proceso de integración europea, y a partir de ahí, las dificultades para que todos aceptaran avanzar a un mismo ritmo. Existen dos respuestas diferentes a estas dificultades:

Por un lado, en sentido negativo, permitir excepcionalmente a los Estados miembros no participar o mantenerse al margen de nuevos avances en el proceso de integración.

Por otro lado, en sentido positivo, permitir a los Estados miembros que lo desearan profundizar en el proceso de integración. Esta última forma de cooperación es el mecanismo llamado de las cooperaciones reforzadas introducidas en virtud el Tratado de Ámsterdam y que permite a los Estado que lo deseen hacer uso de las instituciones y ejercer competencias no exclusivas de la Unión aplicando las disposiciones pertinentes de los Tratados constitutivos para impulsar los objetivos de la Unión, proteger sus interés y reforzar su integración, dentro de los límites y condiciones y con arreglo a las modalidades previstas en los Tratados constitutivos
Copyright © Abogados Penalistas en Madrid · J. López & Asociados · 633 056 477 | Abogado Barcelona